Pasamanería y zapatos a juego

pasamanería para calzado


A la hora de vestirse con elegancia siempre surgen determinadas preguntas: ¿Combina bien el color rojo con el color rosa? ¿Los brillos en los vestidos son solo para situaciones dónde no hay luz o también se pueden lucir por el día? ¿En las bodas es posible repetir vestido? Son algunas de las dudas que siempre se ha habido sobre las distintas tendencias en la moda. Pero a todas estas también se une otra duda tremendamente recurrente: ¿se puede o se debe combinar los zapatos con complementos como el bolso o la pasamanería?

Hace unos años era obligatorio combinar estos elementos, bien fuera el bolso, bien fuera la pasamanería. Zapatos y complementos debían estar de forma perfecta combinados. Después esta tendencia de la moda cambió y ésta se volvió más divertida, dejando licencias considerablemente más peculiares. ¿ Y ahora?

Ahora parece que vuelve a llevarse la compenetración entre los zapatos y los complementos, sobre todo con el bolso, pero las personas más audaces también lo combinan con la pasamanería.

¿La pasamanería?

Llamamos pasamanería a los objetos y complementos de decoración fabricados con productos como los cordones, borlas, galones etc.. Por pasamanería se entiende a toda tela con un ancho menor de 15 centímetros, ya sean cuerdas, cordones, elásticos, etcétera.

En la fabricación de la pasamenería se pueden utilizar numerosos materiales. Esta se utiliza como ornamento en las prendas de vestir, atando o envolviendo fundas y cortinas o como ribete de tapicerías y objetos similares. Desde hace muchos años la pasamenería se utiliza también en marroquinería, indumentaria, decoración de accesorios o incluso, bisutería.Por ejemplo, la pasamanería para calzado es cada vez más popular.

pasamanería para calzado
Ejemplo de pasamanería para calzado.

Respecto a la pasamenería se recomienda hacer el mantenimiento en seco o pasando una escobilla mojada.

La pasamanería para el calzado

Como decíamos, la pasamanería cada vez es más popular como complementos para zapatos. Puede que algunas veces parezca poco esencial conjuntar el tono de los zapatos con el de la ropa, pero esta casi siempre es una de las claves para vestir bien. Pero ¿sabemos de qué forma conjuntar colores de ropa, complementos y zapatos? A la hora de conjuntar complementos como la pasamanería o los bolsos y el calzado debemos tener en cuenta tres sencillos trucos.

El primer truco es que los zapatos y los complementos deben conjuntar con la ropa, no competir con ella. Sería un fallo llevar un par de zapatos que resalten sobre el resto del look. De ahí que si llevas un vestido colorido y vistoso, lo mejor son unas zapatillas de un color más prudente.

Otro truco es eludir los looks monocolor. Esto es, con un vestido de color colorado evita emplear un par de zapatos de color colorado. Esto tampoco significa tener que emplear un color totalmente diferente para hacer contraste. Esta regla no se aplica a los complementos, donde queda bien reiterar color. Si utilizas bolso, es buena idea que sea del mismo color que tus zapatos. Esto siempre y en todo momento le da un toque alegre a tu look.

El tercer truco es la recomendación de usar matices diferentes. Por poner un ejemplo, si llevas un vestido verde obscuro puedes ponerte un par de zapatos que sean de otro tono de verde. La clave se encuentra en distinguirse mas no demasiado.